¿Es creer en Dios, salvación por obras?

Preguntar si creer en Dios es salvación por obras puede sonar muy extraño para muchos. Pero aunque usted no lo crea, existen algunos cristianos que acusan a otros de tener una fe basada de obras.

Eso lo hace el calvinismo, normalmente los calvinistas acusan a los demás evangélicos de creer en una salvación nacida de obras.

Los calvinistas creen que Dios ha escogido a las personas que van a ser salvas de antemano, y una “fe salvadora” es dada solamente a aquellos que ya fueron predestinados. Entonces no es la persona “la que cree” en Cristo, sino que Cristo es el que hace que la persona crea, dándole al ser humano una fe salvadora, prácticamente a la fuerza.

Pero si decimos que nosotros podemos “poner nuestra fe” en Dios, el calvinista dice que eso es salvación por obras. Es decir, si yo pongo mi fe en Cristo, entonces yo estoy haciendo una acción y eso me hace meritorio de la salvación, yo estoy participando en mi propia salvación; por lo tanto eso es salvación por obras. Ellos dicen que yo no debo poner mi fe en Dios, sino que es Dios el que me da la fe para creer en él.

En otras palabras, si yo no declaro que mi fe en Dios es al estilo calvinista, entonces no soy verdaderamente salvo. Cualquier otra manera de ver la fe (fuera del calvinismo), es herejía. No creo que el calvinismo sea una secta, pero eso suena un poquito sectario.

Roger Smalling es calvinista, y dice lo siguiente de los que no son calvinistas:

Un punto de vista dice que el pecador hace una “decisión” para creer en Cristo, esto resulta en nacer de nuevo. El pecador produce fe en sí mismo por un acto de su libre albedrío. Dios responde a ese acto, concediéndole la gracia y le hace nacer de nuevo. Así, el pecador mismo inicia el proceso. Dios es pasivo, esperando la iniciativa humana. La fe produce nuevo nacimiento, de manera que el pecador contribuye a su salvación en forma de fe obediencia. (Este punto de vista es creído por la rama “Arminiana” entre los evangélicos.)

Roger L. Smalling. Una Introducción A Las Doctrinas De la Gracia. Pág 30.

Uno de los problemas del calvinismo, es que ellos definen incorrectamente lo que otras personas creen. Nunca he escuchado a nadie decir que el pecador produce fe de sí mismo. O que el pecador es el iniciador de la salvación. O que Dios está pasivo esperando la iniciativa humana. Y si alguien lo ha dicho, está completamente equivocado.

Pero las personas que leen algo así se van a escandalizar, y van pensar automáticamente que cualquier persona que no sea calvinista es un hereje. Y que el calvinismo es la única posición verdadera.

¿Puede ser la fe, una obra humana?

Esta pregunta es fundamental. Y lo que encontramos en la Biblia es una distinción clara y separada entre la fe y las obras. Por lo tanto, la fe no puede ser categorizada como obra. La fe no puede ser “obra” y “no obra” al mismo tiempo. Es una cosa o es la otra. La salvación es por fe, o la salvación es por obras. Pero el calvinismo acusa a los demás evangélicos de tener una fe-obra.

La Biblia es muy clara cuando hace la distinción que la salvación por fe y la salvación por obras son dos cosas totalmente distintas, veamos un ejemplo:

sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la Ley, por cuanto por las obras de la Ley nadie será justificado.

Gálatas 2:16

Es claro que la Biblia hace una distinción entre la fe y las obras. No existe ningún pasaje donde la Biblia reclame a una persona por creer en Dios como un esfuerzo propio. Más bien, cada vez que alguien cree en Cristo, la Biblia lo ve positivo. Y Abraham no fue justificado por obras, fue justificado por fe. Haciendo una clara distinción entre las dos.

Si Abraham hubiera sido justificado por las obras, tendría de qué gloriarse, pero no ante Dios, pues ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios y le fue contado por justicia.

Romanos 4:2-3

Si la fe es una obra, tendríamos de qué jactarnos, pero no lo es. Y el pasaje anterior demuestra que la justificación no es por obras, por lo tanto no podemos jactarnos. Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, no puede gloriarse porque no hizo nada meritorio, solamente creyó.

¿Porqué entonces el calvinismo piensa que puede existir una fe que nace de obras? Eso es mezclar agua con aceite. Son dos cosas muy diferentes. Una fe-obra es totalmente absurdo y no hay un sólo versículo que pruebe tal cosa.

Monergismo y Sinergismo

R.C. Sproul explica que el monergismo es la posición donde sólo Dios es el que participa en el proceso de salvación. Mientras que el sinergismo es donde Dios y el individuo participan en la salvación. En el monergismo Dios es el que provee todo el medio de salvación. Mientras que en el sinergismo el hombre colabora en su propia salvación junto con Dios.

Debo aclarar que yo creo en el monergismo. Yo no puedo hacer nada meritorio para ganar la salvación, ni tampoco puedo participar en mi propia salvación. Pero creer en Cristo es algo que la Biblia pide al pecador. No es meritorio. Sólamente es aceptar un regalo que se está ofreciendo. ¿Qué mérito existe en recibir un regalo que no se merece?

Y esa última parte es la clave de todo. Recibir por fe el regalo de salvación es justamente lo que Dios pide a todo pecador, pero eso no implica caer en un sinergismo, porque la obra redentora ya está completa. Un ejemplo de una religión sinergista es la Iglesia Católica, los cuáles practican los sacramentos de la iglesia para ayudar a su salvación y santificación.

Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios

Juan 1:12

El que en él cree no es condenado; pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Juan 3:18

Ser o no ser

Entonces preguntamos; ¿Es la fe una obra, o no? Tenemos dos opciones:

1- Si el calvinismo enseña que la fe es una obra, entonces eso significa que Dios nos salva por obras, porque Romanos 1:17 dice “mas es el justo por la fe vivirá“. Por lo tanto sería una contradicción enorme en la Palabra Dios. Ya que nadie es salvo por obras, y si la fe es una obra, Dios se estaría contradiciendo a sí mismo.

2- Pero si el calvinismo dice que la fe no es una obra, entonces el sinergismo tampoco existe, y no pueden acusar a otros cristianos de ser sinergistas, ya que creer en Dios no es una obra, por lo tanto yo no estoy participando en mi propia salvación, lo único que estoy haciendo es creer en Dios.

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo

Romanos 5:1
Juan Calvino

Pero hablemos claro… lo que los calvinistas realmente piensan es que la fe de los predestinados no es una obra, porque es una “fe salvadora” dada por Dios a ellos exclusivamente, mientras que la fe de los no predestinados es una obra, porque nace de ellos mismos, y por lo tanto todos son sinergistas, ya que por esfuerzo propio buscan de Dios todos los días y quieren participar en su salvación.

Otra vez, sin intención de ofender, pero todo eso suena un poquito sectario. Y como dije antes, en ninguna parte de la Biblia se recrimina a una persona por creer en Dios.

¿Cual es la solución? Bueno, obviamente usted tiene que aceptar el calvinismo y hacerse miembro de una iglesia reformada si no quiere que le cuestionen su salvación. Aunque ser calvinista no garantiza que usted fue predestinado (la elección es incondicional). Como calvinista usted siempre va a vivir bajo la duda de si realmente fue escogido o no, y no hay nada que usted pueda hacer al respecto. Y si piensa que aceptar las doctrinas calvinistas son prueba de ser elegido, entonces trate de explicarle eso a 1500 años de cristianos que nunca creyeron en las doctrinas del calvinismo.

¿Qué es la fe?

Esta es otra pregunta controversial, porque muchos van a dar diferentes definiciones. Incluso muchos hablan de diferentes tipos de fe. Sinceramente yo no veo en la Biblia diferentes tipos de fe. Lo que veo son diferentes formas de usar la fe.

La mayoría de diccionarios bíblicos explican que la fe es confianza en Dios. El problema es si estamos poniendo nuestra confianza en nuestras propias obras, o si estamos poniendo nuestra confianza en Dios. La Biblia dice:

Pero bendito el hombre que confía en mí, que soy el Señor, y que en mí pone su confianza.

Jeremías 17:7

Por otro lado nos advierte de no poner nuestra confianza en ninguna otra persona.

No pongan su confianza en los poderosos, ni en ningún mortal, porque no pueden salvar.

Salmo 146:3

La mejor definición de fe la encontramos en Hebreos.

Ahora bien, tener fe es estar seguro de lo que se espera; es estar convencido de lo que no se ve.

Hebreos 11:1

La fe es un don de Dios, dado a todo ser humano, tal y como el libre albedrío. Pero por causa del pecado, hemos usamos mal nuestra fe y libre albedrío.

El calvinismo piensa que hay una “fe salvadora” dada a los elegidos. Pero si eso es así, ¿Porqué Dios le reclama a los discípulos de tener poca fe? (Mateo 17:20) ¿Y porqué Pablo habla de los débiles en la fe? (Romanos 14:1) ¿Será que Dios no les dio suficiente fe? ¿O es mas bien que debemos poner nuestra confianza en Dios constantemente?

Pablo dice que él enseñaba para que la gente se volviera a Dios y tuvieran fe en Jesús. De lo cual parece ser una acción que el ser humano debe tomar.

y que en público y en las casas he anunciado y enseñado a los judíos y a los no judíos que deben volverse a Dios, y tener fe en nuestro Señor Jesucristo

Hechos 20:21

¿Cómo saber si mi fe es genuina?

Algunos creen que recibieron una “fe salvadora“. Pero en lugar de hablar en esos términos, prefiero preguntar ¿Cómo sabemos si nuestra fe, es una fe genuina? Esta pregunta es importante en medio de tanto ruido de gente cuestionando la salvación de muchos cristianos. Santiago nos responde a eso con una pregunta retórica:

Hermanos míos, ¿de qué sirve decir que se tiene fe, si no se tienen obras? ¿Acaso esa fe puede salvar?

Santiago 2:14

La fe verdadera, genuina o salvadora, es una fe que va acompañada de obediencia a Cristo. Es una fe que va acompañada de obras (Efesios 2:10). Y eso no significa salir a construir orfanatos. Estamos hablando que la vida interior del creyente cambia radicalmente en obediencia a Cristo. Es vivir en santidad y buscar cumplir la voluntad de Dios en todos los sentidos que ello implica. Jesús dijo:

No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos

Mateo 7:21

No es simplemente decir “yo tengo una fe salvadora“. Podemos ponerle todos los adjetivos que queramos. Pero una verdadera fe se refleja al hacer la voluntad del Padre que está en los cielos. Pero de nuevo, agregar a la fe cualquier otra cosa, es para los reformados una aberración. Pero las obras no son para ayudar a nuestra salvación, ya que nosotros no nos podemos salvar a nosotros mismos. Las obras son la forma de medir que la fe en Cristo es realmente genuina.

Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor; así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

Juan 15:10

Conclusión

Queda claro que nadie es salvo por obras. Queda claro que en la Biblia hay una diferencia absoluta entre la fe y las obras. La fe no son obras. Por lo tanto tener fe en Dios no es meritorio, ni algo para jactarse o gloriarse. También creo en la seguridad de la salvación, por eso no es necesario intentar agregar nada al respecto.

Yo no puedo recibir mérito alguno por haber creído en Cristo. Dios es el iniciador, Dios no es pasivo, la fe no viene de mí mismo pues es un don de Dios, yo no inicié el proceso de salvación en mi vida, yo no puedo contribuir en nada a mi salvación, ya que es un regalo de Dios. ¿Eso me hace calvinista? Por supuesto que no, tampoco soy de Cefas, ni de Apolos, ni de Pablo.

Gabo
Gabo

Gabriel estudió en un seminario bíblico, es evangélico sin afiliación a una denominación específica. Sirve a tiempo completo en el ministerio desde el año 2006. Actualmente es misionero en un país de África con su esposa e hija.

Articles: 92

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.