Placebo en la Iglesia

Un ejemplo de predicar placebo es cuando la predicación ya no es una exposición o enseñanza de la Palabra sino mas bien un monólogo del pastor donde hay un gran énfasis a bromas y uso constante de lenguaje coloquial para que la prédica no parezca una prédica sino mas bien una conversación de vecindario.